Turismo del vino

martes, octubre 17, 2006

Rutas del Vino en España


Rutas diseñadas en colaboración con bodegas, alojamientos y restaurantes favoritos. Aqui les contamos las rutas de vino en las principales regiones españolas: Rioja, Ribera del Duero, Toledo, La Mancha, Penedés, Priorato, Toro, Galicia, Jerez y Andalucía. Para explorar todos los aspectos del vino en España, desde el tipo de uvas utilizado y como se cultivan a los secretos de la cata de vino, a la vez que se disfruta de la gastronomía, arte, cultura, historia, etc.Pueden ser rutas de un día o más largas.
La Ribera del Duero está a dos horas de Madrid, lo que hace posible una agradable excursión de un día.
Se pueden visitar dos o tres bodegas y sitios de interés turístico, como el Castillo de Peñafiel y el museo del vino. Para comer disfrutaremos del tradicional lechazo asado, el compañero perfecto del vino de la Ribera. Se puede hacer la ruta de la Ribera del Duero también desde Burgos o Valladolid.

miércoles, octubre 04, 2006

Baños de vino relajante para la belleza

Baños

Baños de Orujo de Barril
Se potencia el uso de nuestras aguas minerales ricas en microelementos junto a la piel, pulpa, pepa dando como resultado una suave acción exfoliante, el que al combinarlo con aceites esenciales puede ser relajante o energética.
Baño de vino tinto
Junto con el hidromasaje de nuestras aguas curativas ricas en microelementos, se utiliza vino tinto ( a su elección). Resultando una acción tónica, lo que se potencia con el uso de aceites esenciales para dar un toque energético o relajante.
Masajes Exfoliantes de Cabernet sauvignon
Usando una crema de elaboración artesanal en base a pepitas de uva, miel orgánica y aceites esenciales se realiza un masaje corporal que busca la eliminación de las células muertas dejando la piel más suave y de mejor aspecto.
Relajante de Merlot
En base a aceite de pepita de uva Merlot mas aceites esenciales se realiza un masaje corporal buscando relajar los músculos, eliminar estrés.
Drenaje Linfático
Aceite de pepita de uva se mezcla con componentes anti celulitis, buscando eliminar líquidos retenidos y drenar los nódulos linfáticos para mejorar el aspecto de la piel favoreciendo el drenaje.

lunes, septiembre 25, 2006

Vinoterapia


Se podría pensar que es un tratamiento psicológico para los adictos al buen beber, pero no, en realidad, la vinoterapia es el último grito en materia de curas de belleza.
Esta novedosa técnica indica según sus creadores que rejuvenece y humecta la piel, provoca una sensación de relajamiento incomparable, reduce el abdomen, afirma los glúteos y tonifica los senos y músculos.Igual que Cleopatra se daba baños de leche de burra, ahora se puede hacer lo mismo con el vino tinto, cuyas cualidades curativas para el alma y el cuerpo ya se conocían en la época de los romanos.Los inventores de los centros de vinoterapia fueron dos franceses, Mathilde Cathiard y Bertrand Thomas, que inauguraron el primer establecimiento cerca de Bordeaux la tierra del famoso vino francés del mismo nombre.Los taninos, polifenoles y la vitamina E aportan una amplia variedad de beneficios a la piel. Una sesión de vinoterapia dura alrededor de 50 minutos, y cuesta 60 dólares todo dependiendo del vino que se elija y de la cantidad de botellas, es decir, de la cantidad de tratamientos previstos. La vinoterapia se practica desde la edad media, cuando se mezclaba el vino con hierbas medicinales buscando efectos curativos a distintas enfermedades.Consiste en realizar terapias con fines curativos, basándose en el vino como agente medicinal.Las uvas son ricas en polifenoles los cuales combaten los radicales libres causales del 80% del envejecimiento prematuro. Estos radicales son generados por la luz, contaminación, humo, etc.El tratamiento se realiza en hidromasajes en cubas de cedro (similares a las bordelesas) con agua termal y toques de vinos tintos varietales como Chianti, Lambrusco, Cabernet o Merlot, generando una sensación de relajamiento, a la que se suman masajes con vino caliente y extractos de semillas de uva. El secreto está en la temperatura del agua, que hará que tus poros se abran permitiendo que penetren las sustancias activas del vino

miércoles, septiembre 06, 2006

MUSEO DEL VINO EN MADRID

En Navalcarnero alojado en un precioso edificio que se utilizó como bodega a finales del siglo XIX, en su interior nos sorprenderá una cueva excavada a mano hace más de trescientos años, cuenta con numerosas bóvedas, muros y arcos de ladrillo de estilo tradicional castellano, estando perfectamente preparada para la conservación del vino.En sus galerías se desarrolla un recorrido museístico que recrea las diferentes fases de elaboración del vino, desde los aperos de labranza y recolección hasta los utensilios empleados en el proceso de transformación y almacenamiento de los caldos. Tanto el edificio como la galería subterránea que hay bajo el mismo fueron restaurados por la Escuela Taller Quinto Centenario. Además en el museo también podremos encontrar una sala de proyecciones donde se emite un documental que nos muestra la vinculación de Navalcarnero y el vino, así como diversos paneles que nos adentrarán en la historia de Navalcarnero.

domingo, agosto 27, 2006

Un poco de historia

El turismo ha demostrado ser una opción interesante para esta industria que vive en constante cambio. Hasta hace un tiempo, producía bebidas de baja calidad y destinados casi exclusivamente, al mercado interno. Pero en los ’90 comenzó una etapa de cambios, mejoró la calidad de sus vinos y salió al mundo. Esto le permitió pasar de los 5 millones de dólares de exportación a más de 150 el año pasado. Hoy, nuestros vinos compiten en los mejores mercados del extranjero, ganan premios internacionales, y la crítica especializada le augura un futuro más que prometedor. “Como sucede en las regiones tradicionales vitivinícolas, en países como Francia, Italia o España, o en los nuevos países como Estados Unidos, Australia o Sudáfrica, el desarrollo del vino ha estado ligado a otro desarrollo: el del turismo del vino. Por año, millones de personas recorren las bodegas de todo el mundo. En el país, este fenómeno comenzó hace un par de años”, cuenta Ignacio Ciancio, de Bodegas de Argentina. Las empresas invirtieron recursos para acondicionar sus instalaciones y así poder agasajar a sus visitas en un entorno ideal. “Hoy a las bodegas se las considera como un envase del vino. Contribuye a posicionar la imagen de cada compañía. Entonces, importa mucho el diseño, que busca una integración con el paisaje, o por mímesis o por contraposición. Algunas construyen edificios nuevos, otros reciclan alguna obra antigua. El estilo que nosotros usamos es contemporáneo, con mucho material del lugar: mucha piedra, hormigón bruto, hierros oxidados, vidrios negros para controlar el sol, que es tan intenso”, cuenta la arquitecta Eliana Bórmida, que trabajó en las obras de muchas bodegas de Mendoza. Para abastecer a este incipiente sector, además, los operadores turísticos diseñaron circuitos que recorren las distintas regiones vitivinícolas del país. Expresiones como “La ruta del Vino”, “Wine Tour” o “El camino del Vino” hoy son moneda corriente. Según datos de Bodegas de Argentina, entidad que para promover el eno-turismo conformó la Comisión Nacional del Turismo del Vino, más de 400 mil personas visitan las bodegas en un año y dejan más de 6 millones de pesos en compras de vino y productos de merchandising. En el último año, el crecimiento ha sido espectacular y todo indica que la tendencia continuará. Ya más de 100 bodegas, desde Cafayate hasta Río Negro, han sumado al turismo dentro de sus prácticas, e incluso muchas ofrecen servicios asociados como gastronomía y alojamiento. No ahorran en lujos. Por ejemplo, en Bodegas Etchart, en Cafayate, están construyendo un hotel con spa en medio de la viña.

miércoles, agosto 23, 2006

El boom del turismo del vino

Degustar un vino, disfrutar de buena gastronomía, recorrer las bodegas y distenderse, en medio de un paisaje espectacular. Y por qué no, aprender un poco más sobre esta bebida que está tan de moda. De esto se trata el “eno-turismo”, un fenómeno que, en los últimos años, ha crecido cerca del 70%. Hoy, las bodegas abren sus puertas al turista curioso, deseoso de olfatear sus rincones para encontrar nuevos sabores, aromas, sensaciones… “Esta tendencia está muy relacionada con los cambios de hábito del consumidor: hoy, se informa, quiere conocer distintos vinos, se anima a probar”, cuenta Flavia Rizzuto, la mejor sommelier de la Argentina. María Mendizábal, de la Escuela Argentina de Sommeliers, coincide y agrega: “La gente se volcó a los vinos de calidad y quiere indagar más allá de la botella. El turismo eno-gastronómico resulta una alternativa perfecta”.

Algunos de los lugares como en la zona de Agrelo, frente del Cordón del Plata, el moderno edificio de la Bodega Catena Zapata, obra de Pablo Sánchez Elía, representa una grandiosa construcción piramidal, que evoca el esplendor de la cultura Maya. “Nicolás Catena, el dueño, pensó que la cultura Maya representaba a la civilización más avanzada de las Precolombinas en las Américas, y por eso le pareció apropiado utilizar este estilo para su bodega”,

viernes, julio 28, 2006

La historia de los vinos de la Rioja Alavesa


Hablar de Laguardia es hablar de vino. El color de sus paisajes, su historia, la vida de sus gentes, todo está indisolublemente unido a él, no en vano produce esta villa unos doce millones de litros anuales.
Una serie de circunstancias se dan cita en la Rioja Alavesa, que confieren a los "caldos" de esta zona proyección internacional, estas circunstancias son la situación geográfica, la climatología, los suelos y los tipos de uva.
La vid es una planta perfectamente adaptable a las condiciones del suelo y clima de la zona. Unas variaciones bruscas de temperatura, lluvias no demasiado abundantes, un suelo arcillo-calcáreo (cambisol cálcico) y una orientación hacia el sur "carasol", dan como resultado un vino de gran calidad que está amparado por la denominación de origen más antigua de España.
La Denominación de Origen Rioja, reconocida ya en 1926, ostenta a partir de 1991 la categoría máxima de "Calificada", siendo la única en nuestro país. Su reglamento establece la demarcación de la zona de producción, las variedades de uva que pueden ser cultivadas, los rendimientos máximos permitidos, ...
El Consejo Regulador es el encargado de velar por el cumplimiento de este reglamento.
No sólamente los factores mencionados anteriormente son los que determinan la calidad del vino de la zona, el Consejo Regulador de Origen Calificada Rioja establece que la elaboración de vinos, se realice con las uvas de muchas variedades.
El buen tinto es de Tempranillo, el rosado de Garnacha Tinta y el buen blanco de Viura. Las variedades "Tempranillo" y la "Graciano" son autóctonas de Rioja; el resto son del área mediterránea, pero perfectamente aclimatadas a la zona.
...pero el vino es un resultado de un largo proceso...
En la fama alcanzada por los vinos de Rioja Alavesa, han intervenido no sólo los factores naturales, sino también la actitud de sus gentes y su inquietud por mejorarlos, que han jugado un importante papel.
A lo largo de la historia, se han aplicado al proceso de elaboración y tratamiento del vino todos los conocimientos que se han adquirido, fruto de la experiencia que el paso del tiempo otorga.
Los más conocidos de la Rioja Alavesa son los vinos tintos, aunque también se producen blanco y rosado.